La Agencia Digital de Andalucía prioriza la aprobación de su RPT y deja al margen al personal laboral propio

El pasado viernes 23 de abril, a petición de UITA, celebramos una reunión por videconferencia con los recientemente nombrados director gerente – Raúl Jiménez- y la Directora General de Estrategia Digital de la Agencia Digital de Andalucía (ADA)- María Pérez Naranjo. Por parte de UITA estuvimos la vicepresidenta, Eva Navarrete (Agencia SAE) y el coordinador, Antonio J. Rodriguez (Agencia AGAPA).

Una vez ya creada la ADA de manera oficial, ha sido la primera reunión que han mantenido con representantes sindicales, una Agencia que nace con muchas expectativas y pero también con muchas incertidumbres.

Por el momento, la prioridad de los responsables de la Agencia es sacar adelante un RPT y poner en marcha la Secretaría General. Desde UITA rechazamos esta iniciativa ya que consideramos que la planificación en materia de recursos humanos debería ser integradora: si sólo se habla de RPT, siendo nuestro personal fundamental en el desarrollo de la futura Agencia, estaremos abocados al conflicto perpetuo y a la incertidumbre. Por lo tanto ya desde el primer momento, nuestra función una vez constituida ADA será velar por los derechos del personal laboral propio para que se les garantice tanto la estabilidad laboral como el desarrollo profesional a través de la promoción en el seno de la Agencia, fundamentalmente.

ESTABILIDAD

Desde UITA creemos, y así lo hemos trasladamos, que si la Junta no hace un esfuerzo por integrar de manera efectiva y global todos sus recursos humanos, incluyendo desde el principio en la definción de su estructura y organigrama al personal laboral propio (en este caso proveniente de AGAPA y SAE), de nuevo repetirá los errores que el anterior Gobierno y su fallido proceso de reestructuración.

En palabras del director gerente, “todo el personal laboral propio de la ADA puede tener tranquilidad absoluta porque la ESTABILIDAD está asegurada ahora y en el futuro”, si bien, por ahora, dicha estabilidad solo se traduce en la garantía de que no se producirán movilidades funcionales ni geográficas, es decir, el personal laboral propio permanecerá en sus puestos de trabajo, realizando las mismas funciones y dependiendo de sus responsables a nivel jerárquico. Y es que en tanto que la ADA no tenga presupuesto propio asignado (2022) ni secretaria general que asuma la gestión de los recursos humanos, estos continuarán dependiendo de sus actutales Agencias. En todo caso, y dada la situación de un parte importante del personal propio procedente del SAE que continúa con contratos temporales en fraude de ley, desde UITA consideramos que no procede mantener esta condición sino estabilizar realmente los puestos de trabajo ocupados por estos trabajadores y trabajadoras. De lo contrario, se perpetuaría y se ahondaría aún más en una situación injusta y de precariedad que no casa con la intenciones expresadas por la dirección de la ADA.

Por parte de UITA se ha trasladado el rechazo a esta situación que no puede entenderse como integración ni como proceso de subrogación alguno, ya que no reúne ninguno de los criterios o requisitos legalmente previstos en el Estatuto de los Trabajadores, de hecho, la consulta e información previa al sindicato UITA se ha obviado en todo el proceso.

Además, con el panorama actual se deja sin representación a los trabajadores y trabajadoras en un momento crítico para ellos ya que siendo empleados de la ADA no podrían ni votar ni concurrir a ningún proceso electoral para elegir a sus representantes o sus órganos de representación. Sobre este tema queda pendiente la consulta a la Secretaría General de Regeneración.

POCA O NINGUNA CONCRECIÓN

La Agencia ADA no tiene aún estructura ni nos han podido facilitar un cronograma o planificación sobre las distintas fases de la integración (no dieron fechas) por lo que el incertidumbre es absoluta respecto a la situación en que se encuentran estos trabajadores que, según el Anexo publicado en BOJA, se han integrado en la ADA, con las condiciones económicas y laborales previstas en sus contratos y convenios colectivos de aplicación, pero que a los efectos reales y de vida laboral continúan asignados a las agencias SAE y AGAPA por un tiempo indefinido.

Ante la ausencia de respuesta a las preguntas formuladas por UITA, quien previamente había consultado a los trabajadores y trabajadoras afectados acerca de las dudas que tenían en torno a este proceso, los responsables de la ADA se comprometieron a recibir y tratar de responder las cuestiones concretas que en la reunión no pudieron resolver.

UITA continuará de cerca este proceso y mantendrá informados a las personas directamente afectadas para velar por sus derechos y procurar que esta iniciativa favorezca y mejore las condiciones del personal laboral propio.

No existen comentarios

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.